miércoles, 10 de junio de 2009

Editorial 06/09: La Palabra "Profesional" y El Mundo del Audio

<span class=
En instituciones como Full Sail puedes adquirir todos los conocimientos
técnicos que necesitas... ¿Pero es eso todo lo necesario para se un profesional del audio?


La palabra "profesional" puede significar muchas cosas en muchos diferentes contextos: Al referirse a alguien que sabe hacer bien su trabajo, o cuando simplemente decimos que alguien se dedica a un oficio, aunque no necesariamente estamos diciendo que es bueno en lo que hace, decimos que tiene "la profesión de...".

Igualmente puede usarse para nombrar el DAW estándar de la industria como los es PRO TOOLS, o una planchadora de pelo como la True Ceramic Pro. Me pregunto ¿que tiene de profesional una planchadora de pelo?

En el mundo del audio la palabra "profesional" está un poco sobre usada, a veces llevando a la desinformación. Por ejemplo, me he topado con muchas personas que piensan que Pro Tools es la única herramienta para audio profesional que existe, y que todos los demás programas son inferiores. Al indagar sobre la razones para esta creencia, parece ser que lo único que cuenta es la popularidad de esta herramienta, y por supuesto, que tiene la palabra "pro" en su nombre.

En cuanto a productos se refiere, casi todos lo que se vende hoy en día para grabación casera incluye la palabra "profesional" de una u otra forma en el empaque o en el nombre. Y ciertamente vivimos gloriosos tiempos, donde como dijo Trevor Horn en su entrevista para RecordProduction.com: "Hoy en día es casi un logro hacer que una pieza de equipo suene mal". Sin embargo aún siguen existiendo equipos de gama alta, y la diferencia entre estos y los mas asequibles aún es muy real. Así que note dejes sorprender por la mixer de $100 que te pretende ofrecer prestaciones boutique solo porque dice "profesional" en su empaque. Irónicamente las marcas de gama alta son las que menos usan esta palabra.

"Hoy en día es casi un logro hacer que
una pieza de equipo suene mal
"
El productor Trevor Horn, para RecordProduction.com

En cuanto a las personas en el mundo del audio, "profesional" puede también significar muchas cosas. Alguien una vez dijo en un foro de audio en Internet: "Si te pagan por lo que haces, entonces esa es tu profesión, si no te pagan, no es tu profesión, y por lo tanto no eres profesional de la rama, por bueno que seas". Bueno, ese es un sentido bastante literal de la palabra, pero en la gran mayoría de casos el sentido en el que se usa, es uno mucho mas amplio.

Yo estudié unos cuantos meses en la academia de música "Poliritmos", de acá de Guatemala. Su dueño, Byron Campo quien es uno de los mejores bateristas del país dio la clase inaugural. El punto central de aquella clase era "¿Qué se necesita para ser un músico profesional?". Para ilustrar todo lo necesario según su opinión, Byron nos repartió unas hojas donde había un circulo dividido en dos. En una mitad habían escritos varios aspectos tales como la técnica, capacidad para tocar varios estilos, groove, etc. Estos componían el 50% de lo necesario para ser un músico profesional. El otro 50% estaba compuesto por un solo aspecto: ACTITUD.

Byron explicaba que de nada sirve tener toda la habilidad musical del mundo si no tienes la actitud correcta para con los demás y para contigo mismo. Sin la actitud correcta, podrás sonar estupendo en tu dormitorio, pero difícilmente serás aceptado por otros.

Desde el punto de vista de la producción y grabación, la actitud es igual de importante, primero para con los demás. Cuantas veces no has visto a alguien que por sus conocimientos, quiere que todo se haga como el dice, pero aún, alguien que no sabe pero que intenta apantallar con una actitud altanera.

La mejor manera de lograr una buena grabación es lograr que la fuente del sonido suene bien antes de hacer cualquier otra cosa. Entonar la guitarra, ajustar los tambores, poner el micro a la altura correcta para el cantante, etc. Para esa parte te sirven los conocimientos técnicos. Pero el instrumento es solo la mitad de la fuente sonora, la otra mitad, y en mi opinión siempre la mas importante, es el intérprete (un buen músico puede hacer sonar decente un instrumento mediocre, un buen cantante sonará entonado en un micro de mediana calidad). Se necesita que el interprete esté cómodo, que no se sienta presionado, y que tenga todo lo que necesita para lograr su mejor desempeño, y en consecuencia, la mejor grabación. Descifrar todos estos aspectos solo es posible con una actitud abierta y positiva hacia los demás.

Una de las cualidades mas indispensables para un profesional del audio es también la humildad. Siempre hay algo nuevo qué aprender, y de todos se puede aprender. Si no estas dispuesto a tener esta actitud, estarás condenado a resagarte tanto en lo técnico, como en lo creativo. Hablando de lo creativo, un filósofo dijo que el hombre está en su punto creativo mas alto cuando el desafío que se le presenta empuja el límite de sus habilidades. Cuando el desafío que tienes, requiere un poco mas que las habilidades que ya posees, necesitas aprender. Ese tanto mas de sabiduría que necesitas, puede venir de los lugares menos esperados, y volvemos al punto inicial de este párrafo. ¿Ves como todo se relaciona?

Además si quieres componer la obra maestra que te inmortalice, no lo lograrás apilando un montón de loops. Para lograr el punto mas alto de tu creatividad necesitas desafiar tus habilidades. Dos formas muy efectivas de hacerlo son:

1. Implantate ciertas limitaciones a ti mismo. Pon un número tope de tracks o plug ins que vas a usar, pon un límite al número de instrumentos, graba tus sintes a audio y no a midi para quitarte la tentación de hacer una toma "para mientras" sabiendo que después puedes editarlo.
2. Crea tus composiciones fuera de tu zona de confort. Por ejemplo, usa métricas a las que no estas acostumbrado, 3/4 y 6/8 son las que te recomiendo para empezar a experimentar.

Claro que el profesional del audio también necesita un montón de conocimientos técnicos, así que no le temas a los números, ni a la física, y estudia un poco el lado técnico de la grabación, no es que necesites un doctorado en astrofísica para entender los fundamentos del audio. Igual que con un músico, alguien con conocimientos sólidos de audio podrá aprovechar al máximo los equipos con los que cuente, y lograr así un mejor sonido. Sienta a un principiante enfrente de una SSL y sería un milagro el solo hecho de lograr cablearla correctamente.

Resumiendo podríamos decir que el profesional del audio, en el sentido mas amplio de el término, necesita conocimientos técnicos sólidos, una actitud correcta con valores éticos, y estar siempre empujando sus límites para lograr que su creatividad funcione al máximo. Tomando en cuenta estos puntos podrás lograr grabaciones con un sonido mas profesional, que después de todo, es lo que los involucrados en el mundo del audio deseamos, y lo que satisface nuestra naturaleza artística, ganemos o no ganemos dinero mientras lo hacemos.


3 comentarios:

Mijel GLLV dijo...

Que buen post! algo para tener presente y reflexionar.

Saludos.

Kaux dijo...

Saludos Miguel...Gracias por comentar.

José GDF dijo...

Actitud, eso es lo que me falta.

Añade algo más que ahora me está perjudicando: centrarse. Ahora mismo quiero hacer tantas cosas que no me centro en ninguna en concreto. Es conveniente centrarse en una cosa para hacerla bien.

Muy buen post, de los mejores que has escrito. Lo voy a enlazar en el mío, con tu permiso.